7 tips para organizar tu alimentación y ahorrar tiempo en la cocina

reloj en forma de manzana

¿Sos de los que pasás horas en la cocina solo para hacerte la cena/almuerzo? En este artículo te daremos varios consejos para que te puedas organizar mejor y sacarle el máximo provecho a tu tiempo.

Este es el primer artículo de la serie Cocina rápida para gente con prisa que vamos a estar publicando todas las semanas. Debido a que es un tema muy extenso, queremos dosificarlo para no abrumarte con mucha información de golpe. ¿Estás preparado?

Es importante saber repartir las horas de forma adecuada y reservar para cada actividad el tiempo que merece. No se trata de pasar horas y horas en la cocina. Lo más importante para ahorrar tiempo es estar organizados.

Como lo prometido es deuda, aquí te van los tips que nosotros usamos y nos facilitan el trabajo, permiténdonos ganar tiempo:

1. Tener la cocina bien ordenada.  Ya sabemos que a veces es complicado mantener el orden en los espacios, pero como te habrás dado cuenta, hacemos  hincapié en este aspecto y te explicamos por qué; Si todos los utensilios y el equipo de cocina que necesitás están bien ordenados y dispuestos para su uso, irás mucho mas rápido.

2. Tener la cocina bien provista. Te recomendamos comprar los alimentos secos (cereales, pastas, legumbres, semillas, algas y frutos secos) en cantidad y tener en reserva para varios meses. Así te ahorrás tiempo y dinero. Los podés guardar en recipientes individuales bien etiquetados así no te confundís a la hora de usarlos. Nos pasaba que a veces confundíamos el mijo con el cous cous y recién nos dábamos cuenta al cocinarlos jaja.

Las proteínas vegetales (seitán, tempeh, tofu) deben guardarse en la heladera, así como las verduras de hojas (acelga, espinaca, lechuga, rúcula), redondas (como el tomate, la calabaza, el morrón, berenjenas) y las frutas frescas.

Las verduras de raíz (papa, batata, cebolla, zanahoria), en cambio, se pueden guardar en cualquier lugar fresco y limpio. Es importante revisar de vez en cuando la cantidad de verdura disponible y comprarlas una vez por semana.

Los aliños y condimentos pueden guardarse a temperatura ambiente en cualquier armario de la cocina.

3. Tener el menú preparado antes de empezar a cocinar. Basta con tener una idea clara de lo que querés cocinar, de esta forma irás más rápido y serás más eficaz en la preparación. Sin embargo, esto no significa que debas tener planificado todo el menú de la semana. Es importante que cada día sepas elegir lo que más te conviene, según tus propias necesidades de energía y estado de ánimo.

4. Cocina simple, variada y sin mezclas. Es importante cocinar con variedad de ingredientes, pero no todos deben estar en la misma comida. Centrarse en una cocina simple y nutritiva también es una forma de ahorrar tiempo.

5. Planificar los tiempos según el método de cocción. Hay que empezar por los tipos de cocción que llevan más tiempo (estofados, guisados, horneado, macerados…) dejando las cocciones más cortas (hervidos, salteados, blanqueado, vapor…) para el final.

6. Cocinar e ir lavando lo usado. Parece un punto sin importancia, pero es fundamental. A veces cuesta, sobre todo cuando tenés alimentos sobre el fuego, pero te garantizamos que si lavás y colocás en su sitio los utensilios que vas usando, siempre los tendrás a la mano para usarlos de nuevo, pero si lo dejás todo para el final, preparate porque vas a tener una montaña de platos y ollas sucias que lavar al terminar de cocinar.
Así que lo ideal es que cuando acabás con la última preparación, la cocina esté limpia y ordenada, tal como la encontraste antes de empezar.

7. Planear lo que quieras cocinar con 1 día de antelación. Si pasás todo el día fuera de casa, podés preparar las cocciones largas para el día siguiente mientras te relajás después de la cena. Así podrán cocinarse sin apuros y sin que estés presente en la cocina. De esa forma podrás preparar un cereal para la comida, ciertas legumbres, un estofado con verduras o una sopa.

Ahora que ya sabés un poco más cómo organizarte, poné manos a la obra!!
La siguiente semana publicaremos el segundo artículo con sugerencias más específicas para cada tipo de alimentos, vamos a ver los ingredientes más rápidos de cocinar y los que podés usar en caso de que estés cortx de tiempo.

Si querés recibir artículos como este directamente en tu mail suscribite a nuestro newsletter así no te perdés de nada 🙂 Además te enviaremos promociones, descuentos, nuevos productos de lanzamiento y próximos talleres de cocina vegana.

Ayudanos a difundir el veganismo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *